Archivo de la etiqueta: intenciones

lluvia de palos…

Ayer sábado se me ocurrió visitar la antesala del festival iberoamericano. Un espectáculo de danza (pretendidamente ritual pero descaradamente contemporánea) y percusión (descaradamente precolombina pero vigorosamente actual) que ofrece el programa del otoño iberoamericano. Creo que ando todavía medio conmocionado. Y no me refiero a las desnudeces de las bailarinas, que a mis edades ya van haciendo mella, sino por el derroche de pericia con que los componentes de la compañía mexicana ofrecieron exáctamente eso: una atronadora lluvia de palos, de piedras, de agua, de maderas dulces y de maderas opacas, de bramidos, bufidos, suspiros; una lluvia polirítmica que nos fue despertando a todos para, al final, hacernos menearnos inquietos de puro gusto en nuestros asientos. La cosa empezó con frio y una figura femenina brotada de una arena sucia que escupía piedras y alumbraba con sorprendente fluidez máscaras de terror mochica, por lo menos. Para mí que más de uno lamentaba haberse comprado la entrada. Pero los percusionistas se encargaron de calentar el ambiente: sincronizados, fundidos, a veces deslizándose unos detrás de otros; otras peleando por el territorio. Cuando las luces se apagaron, pocos fueron los que se resistieron a aplaudir soñando que el apluso se fundiera con tanto ritmo. Y hubo bravos y un par de salidas a escena. Viva el otoño iberoamericano. Viva el ritmo…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

mejor no…

Hay días que pareciera mejor no levantarse. Hoy se me han pegado las sábanas, pero literal, con tanto calor. Y la espalda me ha hecho CRACK un par de veces más de lo habitual. Y en la tele estaba Rajoy, diciendo que gobierna para todoslos españoles. El cielo era de un color como amarillento, más bien una papilla de polvo espeso recalentado por el sol. Yo creo que aún guardaba restos del humo del incendio de hace unos días, que desde mi terraza lucía bien jodido. Total, que a veces siente uno ganas de volatilizarse, esfumarse, evaparorarse y materializarse en algún lugar donde no haya ruido ni lleguen noticias de la prima de riesgo ni se sude ni exista un lunes que poscede al puto domingo. Un poco fatalista, sí, así me ha dado hoy por existir. Pero nada, no os preocupéis. En la vida todo gira y mañana será otro día y hasta el humo desaparece algún día. Y eso que ayer estuve viendo una comedia de Shakespeare: Noche de Reyes, de la compañía Noviemb  Teatro. En el festival de teatro y danza de Niebla. Qué gustito, que todavía existan cosas como el teatro y las comedias en este mundillo gris…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

entre todos la mataron y ella sola se murió… el día que enterramos la educación

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

a dar clase… a la p**a calle!!

Cosas que ví el pasado 10 de mayo en nuestra querida sarten choquera: léase, Plaza de las Monjas…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

otro mercado trocho, ¡¡¡¡y que sean muchos más!!!!

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

puto google

Puto google: me ha clavao. Vale que la mitad de la población coincide con esos parámetros, pero empiezan a darme miedo.

Podemos deducir tu edad y sexo en función de los sitios web que hayas visitado.
Edad: 35-44
Sexo: hombre
Pero no saben que habito un.. rincón sudoeste.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

alma de cántaro… ¿todavía no sabes a quien votar?

Pues vota a estos… que regalan un jamón.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

la ecuación

Bueno. Acabo de votar por correo. Así es más aséptico. Menos doloroso. Pienso que el profesor Franz de Copenhague daría por buena una ecuación que desvelara el valor real del voto en estos días que corren. Pongamos, por ejemplo, que para un individuo medio con nivel de instrucción moderadamente alto, cierta propensión añeja a creer en preceptos ideológicos, de edad media y frecuencia coital unitaria a la semana (Osea, para un españolito como yo, que ya voy para adulto mayor), el valor real del voto se expresa de la siguiente manera:

-Si vota el PP: el peso de su voto es corregido por un multiplicador igual a 0,000000000001 en la medida que, si la Razón titula «Mariano presidente» es que, por Dios, por España y con un par de cojones Mariano va a ser presidente de todas todas. Este valor expresa igualmente la probabilidad asociada al incremento geométrico de los bigotillos en el panorama hispánico.

-Si vota al PSOE:el peso de su voto es corregido por un multiplicador igual a 0,000000000001 por exáctamente las mismas razones, pero al reves. Y en este caso es la probabilidada sociada a que la calva clásica hispánica, con ribetes capilares laterales, deje de estar de moda.

-Si vota a IU (o al frente de liberación de Judea, que es lo mismo). su voto queda multiplicado por 0,00000000001 también, debido a que la ley electoral previene frente a vagos y maleantes en la misma proporción en que vaos y maleantes siguen pensando que Stalin era un chico bueno y ejemplar.

-Votar a partidos como «NO al maltrato animal» «Por un mundo justo» o «Democracia Nacional» es lo mismo que votar en nulo.

-Votar nulo tiene el mismo impacto sobre el sistema democrático que meterse una papeleta cualesquiera (o todas ellas en plan gavilla, que eso va a gusto del consumidor) por el ojete.

-Votar blanco es igual que votar nulo, pero encima se es un poco gilipollas porque uno se cree más responsable que votando nulo o absteniéndose.

-Cualquier otra opción de voto o no-voto (abstenerse, darse una vuelta encapuchado por el colegio electoral o invitar a tus amigos a una paella) tiene el mismo valor que un voto nulo.

Por tanto, votar es una cosa extraña que te romperá el corazón. Porque, en verdad, votes lo que votes, deberías votar a quienes mandan de verdad. Y esos no se dejan ver, pee les nota que están ahí.

Voy a mandárselo ahora mismo al profesor Franz de Copenhague, a ver qué le parece.

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

elecciones: manual de instrucciones (y van III)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

aritmética básica

Cortesía del Percá, claro.

 

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized