Archivo de la etiqueta: pedorreta urbana

Campanilla, arma de destrucción masiva

Es que ayer me fui con una sobrina estupenda que tengo al cine. Y la verdad es que lo había visto todo menos… Campanilla y el secreto de las Hadas. Buf. Este tipo de películas son, por sí mismas, tirando a alucinógenas, pero es que después del arrebato intenso de neorealidad drámatica en vías de desarrollo del Festival de cine Iberoamericano el choque estético es incontestable. He salido del cine convencido de que Campanilla es, de hecho, un arma de destrucción masiva para niñas preadolescentes. No tengo mucho tiempo ahora de escribiros una crítica sesuda, sólo quisiera destacar algunos detalles signioficativos…

a) Campanilla es muuuuuy mona, pero como al estilo niñatilla pija de boquita de piñón y ojazos azuletes. Tiene una cinturita de avispa que ya la quisiera la guarrona de Katy Perry y usa minifalda ecológica (porque es una hojilla medio rota). Hasta sexy resulta el hadilla de tanto en tanto.

b) Campanilla y sus amiguitas (todas exáctamente iguales porque, al parecer, en el país de las hadas no las hacen bajitas, ni gorditas, ni con acné, ni tan siquiera un poco feítas) siempre están de fiesta. Hasta cuando trabajan duramente recogiendo los copitos del invierno (¿estarán dadas de alta?) ríen y disfrutan como en una buena fiestecita pijama o party de postín.

c) Se pasan el día revoloteando pero nuncase les mueve un mechón de sus peinaditos fashion y sus naricitas hacen tiernos mohínes a cada ratito, mohínes que se incrementan exponencialmente cuando hay un fornido duende cerca. Cada cara que ponen es una perfecta imagen para su perfil de Facebook…

d) Se quieren tanto, son tan amigas… pero si a una se le rompe una alita. ¡Ay Dios! La echan del poblado, se le acabó la vida rica, seguro que la mandán a la lista del paro o a prostituirse a algún club de carretera porque en el país de las hadas no hay sitio para la imperfección ni para la diferencia.

e) Bueno sí, hay una hada chinita y otra negrita. La chinita se parece a Charmane Star y la negrita a Halle Berry. Con eso se cubre la cuota de diversidad racial: abstenerse gitanas, rumanas, árabes, mongolas o bantúes. Hasta que no tengáis un lobby poderoso dando el coñazo en Hollywood no os meterán en las películas que moldean la mente de nuestra tierna infancia.

f) ¿Por qué todos los duendes de los que se enamoran nuestras simpáticas haditas parecen jugadores de fútbol y los que son bajitos o gorditos sólo hacen papel de gilipollas?

Ruego a Dios, en fin, que una misteriora fuerza cósmica borre los archivos de Walt Disney, porque nuestro futuro está en peligro. Y si no, fijaos en la foto. Imaginad que esta moda Campanillesca  se extiende también al género masculino…

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

tras la lluvia

Admitámoslo. Hay ciudades a las que favorece la lluvia y otras que se afean. Por alguna razón, creo que nuestro rincón brilla un poco mejor tras la lavativa obligada del agua torrencial, que por estos lares mana como Pedro por su casa. Esta mañana no eran ni las diez y media y Huelva lucía desconsolada, pero desgarbadamente bella tras el velo gris de la tormenta. Las calles medio desiertas y húmedas; los maniquíes de los escaparates parecían contemplar los regatos de agua, aburridos, como si intuyeran que nadie vendría a visitarlos. Los carteles se fundían pegados a los muros y la chatarra se oxidaba amontonada en una esquina sin que nadie le prestara atención. Todo el mundo caminaba con premura, salvo algunos personajes extravagantes que vacilaban entre seguir avanzando o dejarse empapar. Qué tendrá la lluvia, que a algunos les invita a salir corriendo y a otros nos detiene en mitad de la nada.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

debe ser duro, partirle la cara a una esponja amarilla… (otro zapping del mundo real, claro)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

si antes hablo…

Ya estoy desdiciéndome o algo parecido. Efectivamente no hemos salido en el País (para eso hay que esperar a una riada o algún caso jugoso de paidofilia…) pero lo que parece que sí ha salido es el gas sulfuroso de las tuberías de alguna empresa del Polo Químico. No ha habido, creo, información oficial (¿cuándo la hay?) en los medios de desinformación, pero el viernes pasado una nube de olor pesado se plantó encima de la ciudad durante todo el día. Yo estuve toda la tarde trabajando en la Universidad y olía penetrántemente cuando entré a eso de las 16 y la peste permanecía a eso de las 21.30. Se comenta en los mentideros de nuestro rincón que era fruto de un escape importante en alguna de las industrias del Polo. ¿Realidad o panico? A lo mejor si nos informaran puntualmente no tendríamos que desconfiar.

Por cierto, para el que quiera hacer algo en positivo, os dejo el enlace del evento organizado por La Mesa de la Ría «Huelva, este es tu momento». Porque si no te mueves, eres más parte del problema que de la solución.

Yeah.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

el recorte

Buenos profesionales de la sanidad no sé yo si serán… pero de creativos tienen un rato. Ayer estuve en un centro de salud de nuestro rinconcito… y mirad lo que me encontré colgado. Y es que es verdad: los recortes pueden ser tan perniciosos como el humo del tabaco.

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

zapping en la pantalla del mundo real (VI)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

paradoja del piquete (entre otros teoremas)

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

han vuelto y son rumberos!!!

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

la naturaleza está aquí

Yo no soy especialista en pájaros, pero no hay que ser muy listo para darse cuenta de que este de la imagen, pillado infraganti alzando el vuelo en medio de un solar de nuestro rincón, ni es una paloma ni, a lo sumo, una gaviota; que son las dos especies que un ciudadano iletrado esperaría encontrar en mitad de la calle. A este, o varios que se parecen a este, ya me lo he encontrado varias veces: en mi barrio, en mitad de la calle, picoteando desperdicios en alguna esquina. Siempre me ha llamado la atención que nadie más reparara en lo extraño de que comparta nuestro sucio patio urbano. O yo soy el único que no lo ha visto antes o es que ya no nos sorprende nada (de nada). Cuando lo veo pienso en una de esas pelis apocalípticas en las que las avestruces y los leones invaden nueva York después de un cataclismo. Cojones, que miedo. ¿O no?

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

increible oferta de los chicos de El Percá: ¿será cosa de las rebajas de enero?

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized